Estás utilizando una versión desactualizada de Internet Explorer, esto hará que no puedas visualizar correctamente nuestra página. Te invitamos a que descargues Chrome, Safari o Mozilla Firefox y puedas ver toda la información que tenemos para ti.

Colombia biodiversa

28 jun. 2021

Por: Walter David Duque Monsalve

Colombia es uno de los países más biodiversos del mundo. De allí la importancia de que aprendamos a cuidar y proteger cada uno de sus ecosistemas.

Colombia biodiversa: conocerla es cuidarla

Colombia ocupa el segundo lugar entre los doce países con mayor diversidad biológica del mundo después de Brasil y es uno de los once países que todavía conservan una amplia variedad de áreas naturales como desiertos, bosques, nevados y arrecifes de coral entre otros, lo que significa que en esos ecosistemas los procesos naturales y evolutivos continuarán generando y manteniendo recursos de los que dependemos los seres humanos, pues todos los bienes que consumimos a diario son derivados de los procesos naturales que desarrolla esta biodiversidad: agua, aire fresco, comida, beneficios culturales. Es necesario ahora más que nunca, hacernos conscientes de la responsabilidad ambiental de todos y cada uno como colombianos, especialmente en las zonas urbanas que reciben la mayor cantidad de servicios de los ecosistemas. Se hace indispensable la generación de espacios e iniciativas que fomenten el reconocimiento y la apropiación de nuestra biodiversidad y de lo que significa vivir hoy en un país como el nuestro, que se encuentra además, en un momento histórico de construcción conjunta de paz, pues en la medida en que conozcamos el entorno que nos rodea, empezaremos a tomar decisiones responsables y coherentes, que tomen en cuenta el medio ambiente como parte fundamental de lo que somos y de lo que hacemos. Los recursos de la tierra están siendo depredados a causa de formas inmediatistas de entender la economía y la actividad comercial y productiva, la pérdida de selvas y bosques implica al mismo tiempo la pérdida de especies que podrían significar en el futuro recursos sumamente importantes, no sólo para la alimentación, sino también para la curación de enfermedades y para múltiples servicios; sin olvidar el valor que tiene cada especie en sí misma. Al participar en actividades ecológicas, jóvenes y familias, nos hacemos investigadores y protagonistas de nuestro medio ambiente, aportando al conocimiento y conservación de nuestra Colombia biodiversa, identificando el estado y las necesidades de la fauna, la flora y los recursos naturales en los territorios que habitamos como comunidades y dignificando su existencia, desde estrategias pedagógicas hacia la participación y el emprendimiento, contribuyendo a la recuperación y construcción de saberes, en el encuentro intergeneracional e intercultural, generando procesos de sensibilización y asunción de compromisos del cuidado de nuestra casa común, en red con organizaciones sociales, las universidades y el Estado. ¿Te animas?


Oportunidades destacadas